Reseña: Solo quedó nuestra historia

¡Hola bellezas!
¿Qué me cuentan en este día? Sé que muchos deben estar a full esperando que empiece el partido de Argentina, pero... sinceramente yo de fútbol 0.
Igual, me copa mucho ver el movimiento de gente y la organización en sí, además, es un evento bastante increíble. Y mi familia lo disfruta muchísimo, por eso lo banco.

Mientras ustedes ven el partido (o no), asisten a clase o trabajan, yo les dejo por acá la reseña de Solo quedó nuestra historia. Pequeño recordatorio a que este libro pertenece a este IMM y, además a tener en cuenta que el autor va a estar en Argentina dentro de nada.

Título: Solo quedó nuestra historia
By Adam Silvera
Puck (Ed Urano)
314 páginas de sentimientos
Autoconclusivo  por suerte

Cuando el primer amor y ex novio de Griffin, Theo, muere en un accidente de ahogamiento, su universo se desmorona. A pesar de que Theo se habia mudado a California para ir a la universidad y comenzo a ver a Jackson, Griffin nunca dudo de que Theo volveria con el cuando fuera el momento adecuado. Pero ahora, el futuro que habia estado imaginando se ha ido muy lejos. Para empeorar las cosas, la unica persona que realmente entiende su dolor es Jackson. Pero no importa cuanto se abran entre si, la espiral descendente de Griffin continua. Se esta destruyendo con sus compulsivas elecciones, y los secretos que ha estado guardando lo estan destrozando. Si Griffin alguna vez va a reconstruir su futuro, primero debe enfrentar su historia, con cada pieza desgarradora en el rompecabezas de su vida.
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar

Mi opinión:
(sin spoilers)

Sé que el libro me gustó, que me robó el alma durante muchos momentos, pero no sé hasta que punto.
Claro que tengo presente la increíble pluma del autor. Adam Silvera escribe divino, gente. Muy divino. La presión que hace sobre los sentimientos, y una especie de introspección, se me hizo demasiado fuerte, había cosas que no estaba lista para leer cuando llegaron y eso me sorprendió.

Solo quedó nuestra historia trata sobre Griffin quien se entera que su ex-novio y mejor amigo, Theo, falleció en un accidente en California, donde había ido a estudiar. Griffin, desde ese momento, colapsa su propio mundo al darse cuenta que no vería nunca más a Theo y que, quizás, no terminaron de la mejor forma. Todo empeora cuando en el funeral se encuentra a Jackson, la actual pareja de Theo.

Esta historia, que nos es contada pura y enteramente por Griffin, esta relatada en el presente con mucho saltos hacia el pasado. Los capítulos que alternan usando esta relación se vuelven sin duda mucho más completos, Griffin nos permite conocer mejor cómo era él antes, quien era Theo y qué sucedió con ellos. Toda la historia.
Griffin es un adolescente, tiene solo diecisiete años y no sólo perdió a su mejor amigo (ex) sino que sufre de graves TOC que resultan en su mayoría en ataques de ansiedad. Los TOC que desarrolla vienen con él desde hace un tiempo, incluso cuando lo vemos en el pasado ya conocemos que Theo sabía lidiar con ellos y lo acompañaba. Es un elemento que no había leído en un personaje joven que además tenga que pasar por un duelo como Griffin.
Pese a esto, no creo tener ningún personaje favorito.
Lo cual me sorprendió.
Esperaba tener mucha empatía por Griffin (aunque sí, sufrí con él HORRORES) y terminar, siendo cliché, cayendo perdida por Jackson, quien también está en aquel terrible duelo de perder a la persona que se ama. Pero, en cambio, no logré conectar tanto con ellos como hubiera querido.

La carga emocional es demasiado fuerte y el cómo lo sentimientos, el dolor, esa desesperación acompaña cada página de incomprensión y tristeza, marca un ritmo dolorosamente empinado hacia un final tristemente predecible por momentos.
El drama romántico no es mi especialidad, ni mi fuerte, ni mi... como sea, no es una lectura que elegiría. Prefiero un romance más tranqui, con algo de drama pero soft. Así que Solo quedó nuestra historia me presentó un desafrío.
Más aún con el fantasma de Theo a cada paso que Griffin daba. Esta bien planteada la amistad que tienen y el cómo Theo es tan importante para Griffin pero... muchas veces dudé acerca de si esa relación de dependencia que parecía tan seca o unilateral era correcta. Sé que eran amigos, se notaba por los recuerdos de Griffin que Theo lo quería y conocía, digamos que lo llegó a amar de froma más romántica, pero no concuerdo del todo en esa idealización que Griffin tenía en torno a la figura de Theo. Tengo mis dudas sobre esto y, lo más triste, es que luego de 400 páginas no pude conocer a Theo.
¿Por qué digo esto? Porque, al estar relatado desde el punto de vista de Griffin. Para mí, cada fracción de persona "Theo" que Griffin nos enseñó es su percepción.
Confío mucho más en los comentarios duros, honestos y críticos que Wade -su amigo- le daba sobre Theo que en el mismo Griffin. Pero dejemoslo ahí.

En general, no es una historia que me haya volado la cabeza. Lloré ni bien empezó porque ¡vamos! el capítulo 2-3 es literalmente uno de los golpes más bajos que he leído y tengo corazón ¿sí? sufrí mucho (y los dramones que iban surgiendo, gosh, sufro).
Pero, aún así, es un drama bastante simple y con una relevación en torno a Jackson que... ¿era para tanto? Creo que los sentimientos por momentos son tan fuertes que la sobreacción es inevitable, pero ahora no creo que haya sido para tanto (same, igual me espanté cuando lo leí por primera vez).

Lo bueno de Solo quedó nuestra historia es que me hizo pensar mucho en el concepto que BTS está manejando para Fake Love. Bien, sé que soy muy fan de la banda y a ustedes no les importa. Pero, Solo quedó nuestra historia me recordó esas caras amargas del amor. La dependencia, la toxicidad, la idealización, el amor unilateral, la preocupación, el miedo, inseguridad... Todo está dentro del amor, y depende de uno cómo manejarlo. También esta lo otro, cada cosa milagrosa, buena, fuerte, cálida, dulce, intangible y segura que conlleva el amor se expresa a través de la superación que tiene Griffin durante toda la historia.
El crecimiento personal que tiene se nota bastante, al cerrar el libro vos no estás leyendo al mismo Griffin que conociste al inicio. Y eso es un milagro. Además, el final es precioso, una belleza, no me digan que no porque lo es. Tampoco les voy a spoilear, solo tengan presente que es un final con el inicio de algo nuevo, un cierre para un ciclo que reabre uno nuevo. Casi como un infinito.

Calificación: 3.5/5 el drama romántico no es lo mío, pero lloré y lo recomiendo

¡Gracias por leerme gente!
Y los leo en los comentarios
Beso♥

Mi reacción al terminar el libro

Comentarios

  1. Tengo mucha ganas de leer ese libro.
    Excelente reseña Juli. Me lo apunto para comprar.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juli!
    Acá vengo después de quinientos años a leer esta reseña que andaba super esperando.
    Ay qué complejo, no sabía que era tan dramón. Mira que yo tengo alta debilidad por los dramas, me encantan! Y si son jodidos y profundos y te hacen llorar más me gustan. No tengo idea por qué tengo estas tendencias hiper masoquistas en mis gustos literarios, pero es lo que hay.
    Y al Silvera vengo viendo de hace un tiempito el hype que levantan sus libros. No le había prestado particular atención, pero sentía un poquito de curiosidad igual. Y bueno, este año que publicaron sus libros y lo trajeron fue recontra boom.
    Aunque voy a confesarte algo más, ni sabía sobre que eran sus libros. Creo que los tres son lgbt pero de ahi en más cero. Así que con tu reseña ahora tengo una leve idea sobre de qué trata este. Y por tus comentarios me recordó un poco a Buscando a Alaska. Este librillo de don Green me molestó muchísimo cuando lo leí, porque el prota me cayó super gordo (fun fact, le decían Gordo sus amigos) y también pasa como lo que decís vos de que no conoces a Theo porque lo que te muestran es una versión Griffinizada de Theo. En Buscando a Alaska no llegas a conocer bien a Alaska porque el nabo del prota la super idealiza y cuando ella no encaja con esa fantasía que él se hizo de ella se enoja con ella e.e (perdón, pero me enviolenta el libro este)
    Aún así, le doy el beneficio de la duda a Silvera y a Griffin y esperemos que no siga el camino de Green.
    Ya veremos cuando le doy una oportunidad a los libros de este muchacho.
    Me re gustó la reseña y me encantó eso que decis de que te hace reflexionar sobre todos los elementos de las relaciones que a veces se dejan de lado.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!