Controversia: El libro del osito

¡Hola Cosmos!
Los quiero, y quiero saber cómo están pasando este verano, pero déjenme ir directo al punto de esta entrada ¿sí? ya sabrán qué me tiene tan apurada.
Sólo... léanme:

Título: El libro del Osito
Autor: Anthony Browne
Fondo de Cultura Económinca, colección Los especciales a la orilla del viento
10 páginas

Osito pasea por el bosque lleno de criaturas acechantes, armado con su pequeño lápiz. Y con tan prodigiosa arma, no hay peligro que no pueda enfrentar. 
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar♥

Todo empezó así:
Fui a la presentación de El dragón blanco en la librería del Fondo de Cultura Económica. Si no saben, esta editorial está repleta de libros infantiles hermosísimos. Como soy una loca de los libros infantiles, me perdí dentro chusmeando.
Imagínense mi cara cuando vi desde lejos un libro divino, cuadradito super mono con un osito en la portada que decía 'El libro del osito'. Prácticamente escuché coros de ángeles, desfallecí de amor durante los cuatro pasos que me tomó acercarme y ojearlo.
Sí, lo admito, lo leí rápidamente en ese momento. Son diez ojitas a puro color con aprox. 40 palabras (no... no las conté....).
Todo bien hasta que lo terminé.
Quedé en shock. 
No sólo porque el osito era divino, los dibujos preciosos y demás. Sino porque el final me pareció que ocultaba un mensaje tremendo.
Mi reflejo al terminar de leerlo fue un "Qué malo el osito", creo que oí mi corazón romperse. Pero listo, tenía que ir a la presetación así que lo dejé en su lugar.

Entonces:
Meses después (exactamente una seman atrás), cuando hablaba con la editorial me salió el descaro de pedirlo (digo descaro porque es un infantil, tapa dura de diez páginas a todo color, qué va, quien me lo daría), se coparon mucho y lo cedieron al blog.
Al releerlo, confirmé mis teorías.
El osito es malévolo.
No malévolo en el sentido de la palabra (en verdad quizás sí). Sino, malévolo en sentido:
"Ingenioso doble sentido que los niños no entenderían 
pero que los adultos tomarían desde otros ángulos".

Sometí al libro del osito al juicio de toda mi familia.

Las diez páginas pasaron por manos de Mamá→ Hermano Mayor→ Papá.
En orden, tuve un: "¿Qué tiene el osito contra los elefantes?", luego un "Qué forro el osito" y terminé con "Odio al osito".
Entonces, yo no estaba loca, el osito realmente era maquiavélico, malajente, representa algo más.

La trama:
(sí, con spoilers)
Vemos a Oso caminando con un lapiz en la mano.
Acto uno: se enfrenta a un gorila super malo y le regala un osito de peluche (dibujado por él mismo). 
Segundo acto: se encuentra a un cocodrilo enojón y le dibuja una trompeta.
Tercer acto: enfrenta al temible león regalándole una corona que lo deja muy satisfecho...
¿Último acto? hacia el final, podemos verlo cara-a-cara a un elefante frente al cual dibuja un pequeño ratón para que se "haga cargo" del elefante y... se va, literalmente Oso se marcha del libro tras ese enfrentamiento.

Los dibujos, increíblemente expresivos, acompañan cada una de las actitudes de Oso a medida que se topa con los obstaculos tan grandes y hace uso de su lapiz (llámesele 'mágico') para pasarlos por alto, para atravesar aquello que podría hacerle real daño...
Mi pensamiento, para que comprendan, fue:
¿Qué daño haría un elefante? 
¿Por qué premiar a todos los demás animales furiosos y dejar a un ratón frente al elefante?
Para quienes no saben. Los elefantes temen muchísimo a los ratones por diferentes motivos, lastimar sus patas, herir sus orejas, entrar en sus trompas o demás. Son animalitos a los cuales rehúyen por instinto. Sabiendo eso, en mi primer lectura, asumí inmediatamente que Oso era un ser cruel.

Cruel, pero muy astuto, feliz al inicio, buena gente y por demás, pero con un trasfondo diferente, que hacia el final se demuestra. Es como si al conocer a una persona vieras que no era tan buena en el fondo.
Pero Oso se va, al final, con una sonrisa, dichoso.

Amé el libro, porque los dibujos son increíbles, preciosos,  Oso me pareció un personaje con demasiada psicología que me sigue haciendo pensar y, sobre todo, porque al someterlo a una lectrua familiar dejé a mi familia con diferentes opiniones pero todos terminamos pensando lo mismo: que detrás, había más.

Mamá, como dije antes, lo primero que preguntó fue qué tenía el oso en contra de los elefantes y comenzó a dar vueltas el libro, analizó el nombre del autor, quiso saber qué editorial era y me animó a buscar más de ambos (incluso, pensamos el año de la publicación original y que el libro en mis manos es la décima reimpresión ¡tantos Oso sueltos por el mundo en este momento!), luego cuando lo leyó Hermano Mayor, lo que hizo fue insultar a Oso...con sus palabras, me dejó muy en claro que no le agradó Oso y dijo explícitamente que era malo.
El último fue Papá. Inicialmente, reaccionó como el público habitué o yo deberíamos haber reaccionado: sonrió y le gustó, no lo pensó más, leyó, vio los dibujos y disfrutó este pequeño librito. Luego, cuando le dijimos si notó que Oso dejó un ratón frente al elefante y sonrió a los demás animales furiosos, dijo que sí y le sumó a eso a que al final de cuentas, Oso quizás no es tan bueno como parece, que las primeras impresiones pueden ser equívocas.

Incluso yo no puedo creer que de un libro tan pequeño haya sacado esto o me haya hecho pensar tanto. Pero amo, adoro, los libros infantiles, los ositos me matan de amor y tener un libro literalmente (traducción literal del ingles) llamado 'El libro del osito' con un osito feliz en la portada... tenía que leerlo.
Jamás me imaginé que vería esto.

Claro, cuando la charla con mi familia se salió de control, incluso Papá dijo medio jodiendo algo así como que "Oso es el gobierno, que premia a los más furiosos y grandes, y termina dañando a los más indefensos".
Entonces, Mamá guió el tema hacia el hecho de que en la dictadura libros tales como "Un elefante ocupa mucho espacio" (Elsa Bornemann) había sido prohibido junto a tantos más por el mismo tipo de pensamientos; que los adultos guiaban este trasfondo en los libros infantiles a temas más grandes y consideraban a los mismos como peligrosos.
Opino que sí, la literatura es peligrosa porque imprime culturas y pensamientos, siempre lo he pensado, pero este es otro paso a confirmarlo.

Dejaré esto por acá.
Quiero animarlos a leer 'El libro del osito' y que me digan si ven algo más, o si solo es mi desquiciada familia que al leer un libro tan minúsculo, crea un mundo enorme.

¡Los leo!
P.d: sí, a este libro me referia en este tuit, y no me arrepiento.

Comentarios

  1. La literatura es peligrosa para quien? La literatura abre mentes y permite debatir,ver distintos puntos de vista,analizar,crear pensamiento crítico,etc..y si,puede ser peligrosa. Saco en limpio como mamá que siempre hay que leer lo que regalamos a los niños,y no sólo guiarnos por las ilustraciones.El Osito dejó un final abierto como las grandes novelas,un final para pensar. No subestimes al osito.jaja Gracias Juli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para quienes todavía le temen, creo que hacen bien. Como decís, abre las mentes y amplía mucho el pensamiento desde diferentes ángulos.
      La lectura previa de los libros infantiles que regalamos a los más pequeños debería ser obligatoria, lástima que no todos la tienen incorporada.
      ¡Nunca más voy a subestimar a los ositos jajaj!
      Beso

      Eliminar
  2. Yo lei ese libro cuando estaba en el kinder o en primeros años de escuela... si no lo pones en tela de juicio ni cuenta me doy de lo cruel que es ese "osito".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo haberlo leído a esa edad! Jajaj espero no haber arruinado alguna parte de tu infancia por demás con esta divagación!

      Eliminar
  3. Lo acabo de encontrar en un video. Tiene una sonrisa diabólica al final.
    Igual, no sé si el cocodrilo quedó muy contento, jajaja.
    La simbología es tremenda.
    Un aplauso por el descubrimiento!
    Abrazos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa. sonrisa. diabólica. Gracias por notarlo, me encanta.
      ¿Vos decís? Es un buen regalo el del cocodrilo, aunque necesitaría manos más largas para tocar jajaj luego revisaré la expresión de su cara.
      Qué linda palabra 'simbología', tengo que verla más a fondo quizás descubra más cosas.
      ¡Gracias!
      Beso Nanny :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!

Entradas destacadas

Reseña: Intermitente Rafaela

Adelantamos el festejo: primer sorteo aniversario🎉 [editado: 2/12]