enero 05, 2019

Reseña: Miedo

Tìtulo: Miedo
Autor: Kevin Brooks
A través del espejo (FCE)
183 páginas
Autoconclusivo

A Elliot le aterra casi todo. Desde el momento en que nació, su vida ha estado ligada a un miedo inexplicable hacia la mayoría de las cosas. Ahora, lo único que mantiene sus terrores a raya son las pastillas amarillas que toma diariamente; sin embargo, justo en Nochebuena, Elliot se queda sin medicina, entonces su madre tiene que salir a la farmacia para surtir otra receta. Parece que nada puede salir mal, sin embargo, después de un largo rato, ella no regresa. Elliot sospecha que algo sucedió, pero, ¿tendrá el valor para enfrentar sus miedos y salir a buscarla?
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar

Mi opinión:
(sin spoilers)

Antes de comenzar a escribir esta reseña, tenía preparado todo: la cajita de descripción, los colores, y demás... todo estaba con un muy bonito púrpura. Pero creo que a Elliot no le gustaría, él prefiere el blanco: es el único color que no le da miedo.
El negro trae todo, la nada,la muerte, el miedo mismo, la penumbra... el rjo es uno de los peores... y el azul, sin dudas. Ahora que lo leí, inclsuso encuentro insultante que la portada sea de ese color, casi indignante, fiel a cómo es Elliot, exijo una portada blanca.
Minimalista... No tan... terrorífica.

Elliot es así  desde que nació (o incluso desde antes, cuando sintió aquella gran pérdida al nacer prematuro y tener que estar en incubador ay cais perder la vida cuando su corazón se detuvo), un niño que siente miedo de todo.
De los autos, de los ruidos, de las personas... Todo tipo de personas. Personas que hablan con bocas como cuevas, con rostros tenebrosos, con palabras grotescas. Personas que se estiran para tocarlo, personas que le sonríen de forma maliciosa.

Su vida está relativamente controlada entre su Mamá, su tía y el Doc (que sin dudas es un groso) hasta que en Nochebuena su Mamá, Grace, tiene que salir de urgencia y no vuelve.
Todo está bien. Es sólo un contratiempo.
Pero Ellliot siente la bestia del Miedo comiendo dentro de su cabeza.
Todo está bien, sólo pasó una hora.
Pero Elliot está al borde del percipicio y sabe que la bestia está a punto de empujarlo.
Todo está bien... La bestia lo empuja y Elliot tiene que salir de casa a buscar a su mamá.

Esta historia por momentos se me hizo muy similar a Dejad a los niños. El cómo la mente  se fracciona por segundos, analiza y se deteriora volviendo a constriurse o continúa perdiéndose en sí misma. Cómo la metnalidad es tan grande, tan particular, que ningún doctor o especialidad podría jamás adivinar qué pasa dentro de la mente de uno sin todo el esfuerzo que eso conlleva. Y con los niños es... dificilísimo.

"Prefiero estar petrificado de miedo todo el tiempo por el resto de mi vida que despertar cada mañana con el deseo de matarme"

Elliot está medicado. Y esta vez, tengo que comparalro con Todo, Todo. Porque hace poco leí una reseña del libro donde criticaba (a buena razón) la poca fundamentación médica que tiene la protagonista. Yo de medicina tengo poco y nada, pero el apoyo médico de Elliot me parece muchísimo más probable, factible o creíble que la novela de Todo, todo.
Son historias donde sus personajes cruzan por momentos fuertísimos por una enfermedad (una intangible, la otra no tanto) con el único apoyo de su madre y dos personas de su círculo cercano.

Pero Elliot rompe, quiebra, todas las barreras habidas y por haber.
La trama se divide de forma muy sencilla, Elliot tiene que salir a buscar a Grace y en el camino nos van contando por qué ella tarda, qué es lo que la retiene tanto tiempo (algo que jamás haría por voluntad propia) y mientras Elliot relata sus temores y agonías, Grace termina entremezclada por situaciones de la vida en donde menos tenía que estar ¿cómo es que dicen? ¿estar en el lugar adecuado en el momento oportuno...? algo así, el punto es que es todo lo contrario. Grace no debería estar ahí. Sin lugar a dudas.

"-¿Lo recuerdas?- pregunto vacilante
¿Haber muerto?
-Sí."

En fin: un estilo de escritura increíblemente directo y fluído para tratar temas como esta fobia a todo, el miedo a la vida, el temor a la muerte, las experiencias extracorporales y los deterioros mentales. Recomendadísimo, siempre.

Calificación: 4.5/5 Elliot se acaba de convertir en uno de mis niños favoritos ¿ya lo puedo adoptar?


Esta bella portada en tonos rojos con este bellísimo bosque de fondo me parece una TREMENDA una broma de mal gusto.
De verdad, gente ¿por qué  no piensan en Elliot un poco?

¿Les digo qué pasaría si Elliot viera esta portada?
Bien, es un libro así que seguramente no reacionaría mal.
Pero el color rojo ¿era necesario?
Entraría en pánico, le hace pensar en la sangre, la sangre no le gusta.
Gritaría y lo arrojaría lejos...
No, siquiera lo tocaría, se alejaría él, sin siquiera poder volverse a ver que tal libro existe.
Mi vida... Déjenlo tranquilo.
No necesta este libro con tanto rojo en su vida...

(Bien, perdón ¿sí? ya no voy a hablar más del libro rojo)



Al finalizar quedé como...
Son las 3am de hoy así que imagínense

8 comentarios:

  1. Hola! se ve una lectura super interesante, creo que me lo apunto ♥ Gracias por la reseña

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay qué bueno :)
      De nada, gracias por leer
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! ^^
    En principio no me llama mucho la atención, así que no creo que lo lea. Feliz año :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mary!
      Qué lástima, aunque comprendo :) no sería tu tipo de lectura ¿verdad?
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Holaa vengo de El exprimídor de libros jaja me encantó la reseña y muy bien que te quedaste a terminarla porque me re llamó la atención todo! Me lo agendo en Goodreads! Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jime :)
      Jajaj valió la pena terminarla a la madrugada
      Espero que en algun momento la leas!
      Besos

      Eliminar
  4. ¡Hola! La verdad es que es un libro que parece bastante potente. Es de estos diferentes que te hacen valorar lo que tienes y la de cosas que hay por el mundo... De vez en cuando me gusta leer algo así. Me recuerda también a otro libro sobre un niño que también tenía un problema (no llego a recordar cuál), pero algo tenía y se desarrollaba una historia en base a eso.

    Me has dado ganas de leer la historia,
    ¡Un besito y hasta la próxima entrada!
    PD: Sé que he estado desaparecida y que me he perdido un montón de entradas, ¡pero prometo ponerme al día! Un besito, Mo-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mo!
      No podría decribirlo mejor, es realmente una lectrua diferente.
      Qué mal que no te acuerdes, suena muy similar, seguro querría leerlo.

      Jajaj bienvenida de vuelta!
      Besos :)

      Eliminar

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!