21 de mayo de 2017

Había una vez... FILBA 2017 (Crónicas Cósmicas)

¡¡¡Hello Cosmos!!! Cómo están este domingo?

Por un lado, yo estoy esperando a que empiecen los BBMA, haec muchos años que no esperaba con tantas ansias unos premios como estos, parece que estoy teniendo un retroceso. De paso, les comento que el último M de Música es un especial por la entrada #30 y habla justamente de los BBMA ¡Pasen a verla!

Por otro lado, bienvenidos nuevamente a HUV, la sección en la cual prácticamente les hablo de cualquier cosa que quiera. 


Para ser sincera, no iba a hacer una entrada de "crónicas de la feria" o similar.
¿Por qué? 
Simplemente porque este año no tome absolutamente ninguna foto, falté a muchísimos eventos que podrían considerarse "importantes" y viví la feria como dentro de una burbuja, me enfoqué en divertirme y pasarla bien con quienes sí me importaban y en trabajar
En resumen, dejé de lado todo lo "mediático" (a falta de una palabra mejor y en el mejor de los sentidos literales, no me malentiendan, aunque creo que esa palabra lo resume bien), así que todo lo que podría contarles de esta feria se me hace más personal y aburrido para quienes no me conozcan.

Pero qué va. Esta es mi sección personal, pensé, y el objetivo es que a fin de cuentas me conozcan mejor y hable de cosas que no hablaría en otro lado.
Por lo cual, consideren estas mis crónicas feriales del 2017.

Durante esta feria del libro, como las dos anteriores, estuve trabajando algunos días en el stand de SM junto a Sil, Facu, Nanny y Sol aunque este año se sumaron Calu, Martu y Mar a la locura que venimos haciendo en el stand año tras año. 

Si quieren conocer vendedores hiper fangrilisticos, llenos de hype y a tope con recomendaciones deberían conocernos.

Fue realmente divertido estar con estos este año, aunque compartí pocas horas de trabajo con Calu y Mar, usualmente me tocaba con Facu, la nona (Sil), Sol y Nanny (creo) si es que coincidían nuestros días, pero esas rotaciones solamente lo hacían más divertido. En verdad chicos, muchas gracias por las risas. Y muchas gracias a SM por nuevamente permitirme formar parte de lo que es esta movida los últimos años, es siempre una experiencia diferente volver y poder hacer algo más por esa feria que tanto nos da y por quienes acuden a ella.

Una de las cosas que más hice esta feria fue ir a destiempo. Con esto me refiero a que salía de la facultad e iba derecho hacia allá y llegaba, digamos, una hora antes. Esa hora antes quemó mi economía. Jamás. Repito: JAMÁS, lleguen temprano a una actividad/trabajo/reunión en la feria pensando "cualquier cosa recorro un poco". Mis bolsillos terminaron doliendo no saben como, aunque para nada me arrepiento de eso  (¿debería?)

Pero pasando de lado lo que es el derroche económico, me encanta cruzarme con gente igual de fangril que yo en la feria.
Esos días en los que mientras atendíamos nos quedábamos hablando con "x" cliente que quería una recomendación y, de golpe, saber que tenes muchos favoritos en común o hay un personaje en particular que no te cae bien como al otro. Es como tener un blog en el momento, algo así como una cámara oculta. Son situaciones difíciles de explicar pero muy divertidas que me alegró poder compartir con quienes estaban ahí conmigo, llámese Sol, Sil, Nanny o Calu, que también ama a los chicos del cuervo como yo, o Martu que me amenazaba si llegaba a soltar algún spoiler de los libros (claro que yo spoilers cero, pero era divertido la mera amenaza). 

Y para ir terminando una rápida anécdota más "armada":
El día 12 estaba la presentación de Los iniciados de Megora, la cual es la segunda parte de Los viajes de Marion.
Gente, advierto que si no leyeron Los viajes de Marion no sé a qué se esperan. Es una historia muy buena, repleta de detalles y personajes que me encantaron, mezcla un poco de todo creando una combinación más que perfecta, yo lo disfruté mucho en su momento y ahora  mismo estoy leyendo la segunda parte que, por desgracia, no pude terminar en época de FIL justamente por ser época de FIL.

Pero, como les venía diciendo, el 12 de mayo estaba la presentación de esta segunda parte (Los iniciados de Megora) durante la tarde.
Ese día, para quien no sepa, prácticamente había de todo: firmas, charlas, mega eventos y demás. Todo un caos esa feria. La presentación fue durante la tarde y, aunque con Facu llegamos un poco hacia le final por culpa del mismo caos de la feria (como cuando tenés que atender a cinco personas a la vez o similar), fue muy lindo haber ido y me gustó ver a la nona (Sil) en su papel de moderadora junto a Patricio Surlese (El inquisidor, El umbral del bosque).
Claro que ser un libro de Vicky también hizo la cosa más especial, realmente me gusta como escribe y hasta ahora ninguna de sus historias me decepcionaron (aka sho esperando siempre lo peor, perdón por eso).
Así que, ir no fue solamente para Sil, que nos había pedido asistir y claro que no podíamos permitirnos faltar, como que ahí la lealtad mosquetera (entre nos, los mosqueteros vendríamos a ser Facu, Sil y yo) nos tiró un poco, y de paso ver a Vicky en su presentación fue un plus increíble. ¡Felicidades a la Capitana, y ánimos para que siga yendo cada vez más lejos!

Entonces.
Creo que eso es todo de mis días de feria.
Como les dije, me la pasé enfocada en otras cosas (o así lo sentí y viví yo), no pude asistir a muchas firmas pero tampoco me lo recrimino, me gustó esta feria, poder estar donde creí que necesitaba estar, con quienes realmente quería estar y divertirme de igual forma que si hubiera estado corriendo de charla en charla, firma en firma o similar.

De vez en cuando, me suceden estas cosas, que prefiero tomar situaciones desde otro punto. Amo la feria, lo que representa y agradezco mucho a los que estuvieron conmigo esos días y me hicieron muy feliz con sus idioteces (no, no hay otra palabra), me he reído como nunca, siempre creando buenos recuerdos y me alegra que estén todos en ellos, pasaran las cosas que pasaran, buenas o malas.


Y, una cosa más, para quienes no tuvieron oportunidad de asistir a la feria, siempre digo lo mismo y jamás me cansaré de decirlo: por suerte, la feria viene siendo un evento que sucede año tras año, con el apoyo que la literatura está teniendo, hay que ponerle ánimo al siguiente año e intentar cumplir aquel sueño que es, para le lector, asistir a la feria. No se desanimen, que por desgracia no hay mal que por bien no venga y aunque duela, esperemos que tengan muchísimas oportunidades a lo largo de su vida para venir a buenos aires, acercarse a este movimiento bello que es la feria internacional del libro y cruzarse con todos esos autores, mediadores, editores y libros que amamos.

¡Hasta acá el "Había una vez..."! Gracias por leer, y los estaré leyendo en los comentarios.
¡Besos!

2 comentarios:

  1. Hola Juli!
    Me parece bárbaro que este año te tomaras la feria con soda, la disfrutaras tranqui y sin muchas corridas. Capaz empiezan a pesar los años *emoji pensativo*
    Es genial que lo pasaras tan lindo con el staff de BBBs fangirleando y riendo mientras trabajaban en el stand.
    Me deprimí un poco el primer finde por no haber podido viajar este año, pero de seguro hubiera tomado la misma postura que vos. No correr de evento a evento y de firma en firma y disfrutar ratos con gente copada.
    Espero el botín saboteador de economía!!!

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anto!
      Me mató tu expresión "tomarse con soda" jajaj, muy justa. Que bueno que hayas comprendido eso. Espero tener más energías la feria que viene más allá de los años!
      Lamento muchísimo que este año no nos hayamos visto, pero confío en que el año que viene podemos cambiar un poco eso. A ver si nos ponemos de acuerdo :)
      ¡Espera el botín! Uno de estos días hago el IMM, es que es tan eterno que de solo ver la pila de libros se me van las ganas.
      Besos!!

      Eliminar

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!