noviembre 19, 2020

Julie and The Phantoms (2020)

¡Hola Cosmos! 

¿Cómo están? ¿En qué andan?


    Como les comenté en mi último posteo, vengo a mil con la facultad, así que esta serie de entradas van a ser más sobre cosas que vi más que las que leí. Digamos que lecturas, únicamente académicas, y a menos que quieran leer sobre los hitos condensadores de identidad, la inflación, los métodos de recompilación de información y utilización de planos... no. 

    Así que mejor vengo a ampliar este hilo que hice hace unas semanas.


    Cuestión que hoy toca Julie and The Phantoms, una serie hiper corta de nueve episodios, disponible en Netflix y que está producida por Kenny Ortega aka el responsable de High School Musical y Descendientes, entre otros.


    Antes de entrar de lleno a la maravilla que me pareció Julie and The Phantoms, si leyeron mi unpopular opinion de Love, Victor (2020), a saber que esta historia me otorgó todo lo que en su momento le recriminé a Victor

    Aunque muchas en los comentarios de ese post me señalaron cosas que mencioné y a las cuales respondí, sigo con un conflicto interno en lo que refiere a Victor. Pero, en cierto sentido, Julie logró menguar ese disgusto. 

    ¿Por qué Julie and The Phantoms reivindicó a Love, Victor? Para empezar, a Victor lo desmenucé hasta el más mínimo punto y básicamnte lo destruí. Qué va, mantengo gran parte de mi opinión, pero cuando algo me hace ruido tiendo a desenebrarlo demasiado. Así que sí, con Victor se me fue mucho la olla. Eso es lo que Julie me ayudó a ver. Con nueve capítulos vs. los diez de Victor, Julie toma con mucha más ligereza y naturalidad los temas que podrían amedrentar a Victor. Julie es el ejemplo de que las cosas se puden hacer bien en términos de representación, así que Victor pasó a segundo y último plano, gracias a Julie, seguramente no vea la sgunda temporada de Victor.

    La premisa: Tras perder a su mamá, Julie se ve incapaz de cantar y expresar la pasión que compartían por la música. Hasta que de repente tres fantasmas aparecen en su vida para ayudarla a transitar el duelo y reconectar con aquello que compartían.

 

    Una de las dos cosas más destacables de Julie es la dinámica preciosísima y no-tóxica que tienen todos los personajes. Primer, la relación de amistad entre Julie y la banda de fantasmas, Luke, Alex y Reggie me da muchísima vida. Cada micro dinámica entre el grupo representa una cosa diferente y son todos igual de importantes para los demás. También, la mejor amiga de Julie, Flynn, apoya mucho que Julie retome canto y constantemente busca cómo ayudarle a transitrar el duelo.

    Hablando de dinámicas, tenemos al papá de Julie, Ray, y a su hermano menor, Carlos. Primera vez en mucho tiempo que una familia no da cringe. No tengo más que decir.


    Pasemos al segundo dato más descatable, la preciosa banda sonora original de la serie. Son poco más de cuarenta minutos de talento, todo el cast es increíble en lo que a la música se refiere. Una de las cosas que más me gustó es que cad canción repercute significativamnte en la trama y en sus personajes. 

 


    Es bueno destacar que Julie es una serie graciosa, que podría ser teen, sin dar cringe en absoluto. La serie se priva mucho de poner en ridículo a sus personajes solamente para hacer reír, tiene muchos momentos bastante absurdos y donde refuerzan actitudes, pero no desde un lado negativo. Evita martirizar negativamente a sus personajes y utiliza sus errores para aprender, hacer reír y comunicar. Todo lo que está bien.


    En términos de naturalización y belleza, Julie ayuda muchísimo a desarmar un poco esta concepción social de la figura masuclina en plan: no llores, sé duro, sé el Hombre, sé violento, sé fuerte (físicamente), y un enórme etcétera que conocemos. La dinámica de Luke, Alex y Robbie está llena de momentos importantísimos para afianzar la naturalidad del llanto, la tristeza, la risa, la diversidad y la espectacularidad del amor no romántico. 

    ¿Y qué es lo mejor? Que absolutamente ningún personaje, ni el "antagonista" refuerza esos sentidos como negativos a través de la mención de las muestras de afecto o similar.


    El propio antagonista utiliza otro tipo de herramients que no se basan en señalar los errores, fallas o falencias del otro, sino más bien en la ambición propia, el egocentrísmo y la vanidad, entre otras cosas. Es un antagonismo que se enfoca en la construcción del personaje villano como alguien con una perspectiva y un futuro a alcanzar, un fin y una motivación. Si bien en esta primera temporada el villano no está explícito, la figura antagonica también respecta la natrualidad del afecto y de las diversidades sin utilizar aquello como una herraminta apra llegar a un fin malévolo o que cause daño eemocional o psicológico (que igual lo causa, pues es el villano).


En conclusión: Julie and The Phantoms puede ser una serie que no vas a lograr dejar de ver, es para absorver cada detalle y simplemente disfrutarla.


noviembre 16, 2020

The Good Place (2016-2020)

¡Hola Cosmos! 

¿Cómo están? ¿En qué andan?

 

    Hace mil siglos que no paso por acá, pero recuerden simpre que pueden ir a bookstagram a ver en qué ando. Como tengo #parciales y sabemos que crear un post consume mucho tiempo, me vi obligada a dejar de escribir.

 

    Eso sí, se vienen una serie de posteos sobre cosas que vi porque, además, de lecturas vengo medio corta. Si quieren alguna serie, quedensé por acá que en estos días voy a estar recomendandoles varias que son hiper ligeras y super compañeras.

    Entonces, comienzo con la serie estadounidense The Good Place, con 53 episodios (cuatro temporadas, de la NBC (disponible en Ntflix) y creado por Michael Schur.

    Como acá la honestidad en relación a lo que gusta y no gusta viene a la horden del día, tengo que decir que sin dudas mi comedia favorita es Brooklyn 99. Simplemente la amo tanto que todavía no puedo armar un posteo coherente.

    Entonces, creí que The Good Place podía tomar un lugar cercano. Tiene muchos tintes super parecidos y personajes que están todo el tiempo en el límite. Pero falló en un par de cositas.


    La premisa: Eleanor Shellstrop despierta en The Good Place y se entera que falleció, entonces, el ángel Michael le cuenta que está allí por todas las cosas buenas que hizo en su vida. Hasta que luego de un bonito tour por The Good Place, Eleanor reconoce a otro occiso aka Chidi que ella, en efecto, no debería estar ahí. Resulta que Eleanor era una persona terrible en vida,  seguramente hubo un error de cálculos y necesita ayuda para no ser enviada a The Bad Place. Así que, para continuar en este "cielo", se va a aferrar a otros personajes absolutamente perfectos que, un poco en contra de su voluntad, van a ayudarla a pasar desapercibida bajo los ojos del ángel Michael.

    

     Los personajes que acompañan a Eleanor: Chidi, Tahani y el monje Jianyu, son excelentes. Mis favitos sin dudas son Tahani y Jianyu. La evolución de estos a lo largo de las cuatro temporadas acompaña a la perfección lo que es The Good Place. Además, justo a Michael está Janet, este ser super poderoso que cumple el deseo de todos y la amo muchísimo. Janet es también de mis favoritas.


    Lo que me sucedió con The Good Place es que, no me hizo reír. Tiene momentos muy meme que son excelentes pero no me sucedió como con B99 que recuerdo frases literales y de solo pensarlas me río. Aunque este es un detalle menor, porque la comdia es de lo más subjetivo que hay en el mundo. Así que paso a otro punto.

    El ritmo. La primera temporada es exclente desde el minuto uno en el cual Eleanor se da cuenta que ella pertenece a Thee Bad Place y no tiene qué hacer en el cielo. Cada decisión desespreada que toma refleja justamente cómo ella no pertenece allí. Luego, la segunda temporada se torna ligeramente repetitiva y hasta cierto punto predecible, pero desde la mitad hasta la tercera temporada retoma lo que era antes.

 

    En algún punto del medio, la serie aburre. Pierde por completo el factor sorpresa y todo aquello que construyeron en el inicio para cambiar la percepción de bueno/malo, empieza a ocultarse por la importancia de la humanidad, las personas, el ser humano y un enorme etcétecera de cosas mundanas que el espectador no pidió cuando firmó para ver la serie (ponele).

 

     De todas formas: The Good Place es muy recomednable. Llegué al capítulo final sin saber en absoluto que era el capítulo final y, admito, lloré un poquis. Los personajes se hacen querer pero, sobre tood, forman un vínculo entrañable entre ellos. 

    Es algo que se vuelve muy sentido y nostálgico durante la cuarta temporada. 


    Además, los dilemas morales y éticos, la "vida después de la muerte" y los factores monocromáticos con los cuales se determina si vas al "cielo" o al "infierno" en un mundo donde no existe el blanco y el negro.

 

    Si querés ver algo para pasar el tiempo y terminar encariñandote, The Good Place te puede ayudar. 



octubre 04, 2020

Entrada express: Anne of Green Gables (manga)

Anne of Green Gables
by Lucy M. Montgomery
Crystal Chan & Kuma Chan
Saga Anne of Green Gables
*Como no sé si van a adaptar toda la saga, les 
dejo más info. de los siguientes libros acá en
 
Una huérfana pelirroja, pecosa y soñadora se halla internada en un hospicio. Dos hermanos solterones, Marilla y Matthew, deciden adoptarla y llevarla a su granja, Tejados Verdes. Al principio aparece una cadena de obstáculos y rivalidades que Anne, con su chispa, buena voluntad y carácter, que se volverá inconfundible a lo largo de la saga, sortea con inocencia y sensibilidad.


A ver, qué decir. Si me siguen desde hace un tiempito o están atentis a bookstagram, notan que adoro a Anne.
Anne es uno de esos personajes que abarcan mucho más de lo que parece a simple vista.
Recuerdo que la primera vez que leí Anne of Green Gables realmente--- tuve problemas.
 

 
La actitud de Anne me sacaba ligeramente de mi zona de confort y yo era más como su madre adoptiva en cuanto a personalidad que otra cosa, pero así como Marilla, aprendí a convivir con Anne y con el tiempo -creo que tardé como un año y medio-, me di cuenta de cuánto amaba a Anne y todo lo que esta historia tenía para aportarme.
 


Como ya reseñé el primer libro, esta es una mini-reseña super express.
Este manga es bello, visualmente super estético, eso es claro. Pero al mismo tiempo, funciona muy bien como adaptación.
Todo el contenido de Anne fue modificado para poder ser leído a través de imágenes, la comunicación no-verbal que aporta cada una de las expreciones, los gestos, los movimientos, es simplemente bello.
El trabajo que tuvieron para llevar adelante esta adaptación, sin dudas me encantó.
 


Así que voy a recomendarles mucho que lean este manga si les copan las adaptaciones. También, incluso me animo a recomendarselos aunque no hayan leído antes Anne of Green Gables, porque la calidad del contenido es realmente buena y no encontré ninguna falla realmente grave.
Quizás el inicio sea demasiado rápido, pero después de releer el libro, me acordé que definitivamente Anne comienza con todo. Pensando a mil y llevándote a pensar a mil.
 


Por ende,  no tengo más que decir, quizás en bookstagram ya vieron este post donde subí un manga que también es una adpatación. Es un formato que disfruto mucho leyendo así que seguramente vuelva a hablar de algo similar.

Espero que estén muy muy bien,
¡Los leo!