septiembre 23, 2018

Los 10 libros que marcaron mi vida

 ¡Hola Cosmos!
¿Cómo están?
¿Qué tal el primer finde de la primavera?


Tenía muchas ganas de hacer un tag, entonces, stalkee un poco mis blogs preferidos y encontré este que me gustó mucho. Así que, vamos a ver...
Más bien un challenge, este tag consiste en hacer una lista de 10 libros que marcaron tu vida.
Los acomodé cronologicamente en orden de lectura (más o menos), porque también quería hacer este experimento de saber si cambié algo en cómo leo o solamente sigo haciéndo lo que se me canta a la hora de leer:


En primer lugar tengo que mencionar El niño envuelto, aunque en esta entrada les conté que fue un regalo de mi mamá, no puedo no decirlo.
No es el primer libro que leí, ni de cerca, pero por algún motivo quedó demasiado grabado en mi mente y sé que fue mi primer libro. Habré tenido unos ¿7 años? más o menos...

Luego, en segundo lugar, allá por el 2009 me compré el segundo tomo de Bleach.
Para ese entonces tenía algunos pares de Naruto y otros que ni conocía y me compraba cuando iba de vacaciones y sólo los compraba porque eran manga. Pero desde ese segundo tomo de Bleach empecé a comprar más mangas a consciencia y es un manga que amo demasiado no sólo por su historia sino porque me acompañó desde ese entonces.

Y en tercer lugar tengo quizás el libro más importante.
Mi punto de "quiebre" fue cuando leí El portal de la sombra (por desgracia en el colegio), en ese momento amé mucho su historia aunque ahora apenes la recuerde y fue el libro que me hizo sentir que tenía que dejar de gastar mi poco presupuesto en mangas y aportar más a la literatura cuasijuvenil.

Por decantación del tercer lugar, llegó a mis manos este cuarto libro: Dos velas para el diablo.
Si no me equivoco lo compré en el stand de SM en esa FIL del ¿2010? ¿2011? aproximadamente.
Mi amor por Laura Gallego ya había sido captado por Donde los árboles cantan pero al releer a la autora me declare fan.

Este quinto lugar es algo bizarro.
La venganza de la vaca fue un libro que recibió mi hermano en la secundaria, al ser mayor le daban estos libros que eran "más para grandes".
Es un libro bien creepy y extraño que jamás voy a olvidar.
Lo recomiendo mucho para tener una lectura nueva.

He aquí otra maravillosa vuelta de tuerca, el sexto puesto lo tiene Contra el viento del norte.
Declaradísimo libro favorito.
Tengo un vago recuerdo de cuando y cómo lo compré.
Sé que fue en las vacaciones de verano porque usualmente hacía compras compulsivas sin saber qué compraba.
Compré Contra el viento sé que bajo la mirada curiosa y algo extrañada de mi mamá que siquiera vio qué compraba (ya resignada) y al leerlo me enamoré de ese amor que presentan los libros.

Años después, demasiados años después, ya para mi época blogger encontré el séptimo lugar: Ensueños.
Aunque conocía a Benjamín Lacombe que me trajo nuevamente mi amor por los seres fantásticos y los libros ilustrados, Ensueños me hizo perseguirlo desde su publicación en España hasta que llegó a Argentina.
Creo que fue mi primer contacto editorial, solamente porque quería saber cuando lo iban a traer acá.

Realmente estamos en mi tiempo contemporáneo porque el octavo se lo lleva la saga de Sally Lockhart.
Este fue sin dudas el primer libro que compré de pura corazonada bajo el coro de ángeles y le atiné al 100%. 
Antes de este libro nunca me había pasado acertar tan pero TAN bien.
Es una saga que tiene todo, amo a Sally por lo inteligente, astuta y fina que es; lloré y sufrí con ella así como canté victoria cuando había que hacerlo.
No entiendo por qué todavía no la están leyendo.
Es, quizás, sin ninguna duda, mi saga favorita por sobre todas las demás.

El noveno libro es Nacida del fuego.
Sí, de Nora Roberts.
Mi primer Roberts... qué momentos.
Ahora la autora de romance que me hace fangrilear con cada página y gracias a la cual tengo un grupo de malévolas que me acompañan a leerla.
No puedo negar que fue un inicio lento y perfecto para consagrarla como una de mis autoras favoritas.

Por último, el décimo libro es uno que me recordó a todo lo demás.
Me recordó mi niñez, los libros que leí obligada, los que compré de impulso sólo porque sí, mi amor por los libros infantiles, la sorpresa que esconden las lecturas impensadas, me recordó porqué tengo un blog donde sí o sí necesito hacer post eteeeernos.
Todo eso vi en las 10 páginas de El libro del osito.
Quizás el libro infantil más cruel que pude haber leído y sin dudas con el personaje más odioso que pueda encontrar.
Pero significó mucho para mí poder debatir sobre él en Cosmos y darme cuenta, hoy, que pese a ser una entrada MUY random, tiene casi 300 visitas.
Es demasiado para una entrada como esa, créanme.


Juro que lo edité para que sea hiper corto.

 Quisiera nominar a varios blogs a que lo hagan solamente porque soy chusma,
pero espero que se cope quien quiera y se lo lleve a su blog o pueden dejar sus 10 libros en los comentarios, también, podrían comentarmelos en twitter con @/Cosmosliterari0
¡Los leo!

2 comentarios:

  1. "La suma de muchísimos ayeres forma mi pasado.
    Mi pasado se compone de recuerdos alegres, tristes...
    ¡Tan bello El niño envuelto!
    Recuerdo mucho esas líneas y el cuento de las palomas.
    Gracias por traerlos de nuevo a mi mente.
    ¡Buen domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que linda cita Carol! Me diste muchas ganas de releerlo y, quizas, hasta reseñarlo.
      Gracias a vos por compartirlo
      ¡Besos!

      Eliminar

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!