Fotoreseña: Ícaro en el corazón de Dédalo

¡Buenas noches gente bella!
¿Qué andan haciendo? Espero que tengan a mano una frazadita y un libro, acompañados por algo calentito, obvio.
Esta noche vengo a traerles una suerte de fotoreseña, hace mil años que no hago una pero creo que este título lo merece.
Recibí esta belleza por parte de su editorial, me sorprendió bastante que me lo hicieran llegar pero como adoro muchísimo estos grandes ilustrados lo leí al momento. Además, eso, se lee de na-da.

Título: Ícaro en el corazón de Dédalo
Autora: Chiara Lossani
Ilustrador: Gabriel Pacheco
Fondo de Cultura Económica
40 páginas

Inspirada en el relato mitológico de Ícaro, de Henri Matisse, y en Las metamorfosis, de Ovidio, Chiara Lossani relata uno de los episodios más conocidos de la mitología griega. 

En la primera parte, la autora se apega al mito clásico para presentar a Dédalo, constructor de máquinas increíbles y arquitecto del Laberinto de Creta, donde el rey Minos lo encierra con su hijo Ícaro, como castigo por ayudar a Teseo a escapar.
La soledad de esta prisión hace posible que padre e hijo se acerquen y sueñen con la anhelada libertad. Este aislamiento le revela también al inventor más grande del mundo que nunca ha imaginado un juego para su hijo ni ha tenido tiempo para cuidar de él. Ahora sabe que es sólo de Ícaro de quien se debe ocupar y decide construir unas alas para escapar, pero el resultado de este invento no es lo que espera, pues como el Laberinto que construyó, el destino también está lleno de trampas, curvas y recodos sin salida. 

Una historia que habla de ingenio, amor, obsesión y sensibilidad, donde las ilustraciones de Gabriel Pacheco siguen el tono poético del texto y donde detalles como los minotauros de Creta, el rostro de Dédalo o el vuelo de padre e hijo son tan monumentales como los sentimientos que representan.
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar

Mi opinión:

 No sé si están al día con la mitología. Sobre todo, con aquella historia de un minotauro, una princesa y un héroe... y un laberinto, y el inventor del mismo.

Leemos todo desde el punto de vista de Dédalo, a quien Minos luego de enterarse de que dio el hilo a Ariadna para ayudar a Teseo a salir del laberinto del minotauro, lo encierran dentro de su misma creación: el laberinto, con una compañía peculiar, si hijo Ícaro.
Y aunque Dédalo es un inventor increíble, deja mucho que desear como padre.




 La historia pasa velozmente pero con un ritmo melódico muy lento, te deja un sabor de boca demasiado dulce pero nostálgico, las palabras de Dédalo son muy sentidas, el cómo se ve encerrado en aquel laberinto con su hijo, un ser al cual jamás se dio el tiempo de conocer o, siquiera... con quien nunca pasó tiempo.
 Es un viaje, como dije, en introspección hacia el corazón de Dédalo.
Sus preocupaciones como inventor, el autodescubrimiento de él como padre y la inocencia ingenua pero cálida de Ícaro quien, volando cerca del sol, quemó sus alas.

Todo el arte que colma cada página resulta un poco espeluznante por momentos y por otros sumamente suave pero sin aquel dejo de tristeza y desdicha.

Con cada ilustración parece hacerse alusión a la imaginación, que pueda traer la historia de Dédalo, más que plasmar tal y cual los hechos, la presencia de los toros es completamente simbólico así como aquel extenso mar que se abre más allá de las trampas del laberinto.

Calificación: 4.5/5


Comentarios

  1. Hola Juli!
    Qué loco la historia y cómo está contada.
    Me encanta la mitología griega desde que el profe de Filosofía nos la contaba en clases. Y siempre es algo que tengo pendiente, tengo que rastrear y comprarme libros de mitología para empacharme de estas historias.
    En cuanto a Ícaro y Dédalo y el laberinto, me encantó lo que contaste y sobre lo qué va la historia. Me sonó triste y melancólico. Además las ilustraciones ayudan bastante a eso en esos tonos grises y azules.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anto!
      Si, es bastante interesante.
      Uy muy copado tener un profe así ¡ojalá los mios hicieran eso! Jajaj además hay mil historias, seguro tenés para rato.
      La dupla entre el arte gráfico y literario es muy suave, divino y super nostálgico.
      Beso :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!

Entradas destacadas

Reseña: Intermitente Rafaela

Adelantamos el festejo: primer sorteo aniversario🎉 [editado: 2/12]