23 de febrero de 2017

Reseña: Intermitente Rafaela

¡Hola gente! ¿Cómo están?
Yo bastante bien, al menos en comparación a lo que me imaginaba que iba a ser mi febrero. Digamos que zafa bastante más de lo que imaginaba, quizás sea que hace menos calor del que esperaba (no sé, me imaginaba el infierno) o que la facultad me mantiene bastante ocupada (intensivo de verano) y no me aburro tanto.
Hoy les traigo esta reseña que, en verdad, vendría a ser una fusión de la reseña que les debo de Rafaela ya que Intermitente Rafaela es la continuación.
Lean tranquilamente que no tiene spoilers.

Título: Intermitente Rafaela
Autora: Mariana Furiasse
El barco de Vapor (SM Ediciones)
243 páginas
Bilogia:
#1: Rafaela
#2: Intermitente Rafaela

Rafaela no quiere que termine quinto año, no sabe qué va a estudiar y teme que se desvanezcan los vínculos con sus amigas. Y a pesar de las ausencias de su papá y de Simón, y de que todavía se siente invisible para los demás, se empieza a dibujar a sí misma y encuentra las palabras para volver a escribir. Mientras tanto, aparece León.
Muchas gracias a la editorial por el ejemplar.



Mi Opinión:
(Sin spoilers)

Si tenemos en cuenta que, al parecer, no reseñé Rafaela, no sé cómo empezar la reseña.
Para ponerlo en claro: estoy SEGURA de que reseñé Rafaela. Quizás la tengo en mi mente como "reseña fantasma" ¿existirá eso entre los bloggers? ¿habré soñado que la escribí?

"Me volví presente otra vez.

Y acá estoy
escribiendo nuevamente,
mi corazón en crudo,
latiendo."

De todas formas.
Tanto Rafaela como Intermitente Rafaela son historias de la vida de la misma Rafaela contadas por ella misma.
Rafaela es un personaje sin ser personaje. Es una joven extremadamente común con la que es fácil identificarse, o al menos reconocer a alguien que conocemos en la "vida real".
Me gusta que el personaje de Rafaela tenga ese "algo" que la convierte en real, quizás se deba al hecho de que como leemos su diario la encontramos totalmente honesta y sus pensamientos sean de lo más normal. Eso sí, quizás con Rafaela tengamos nuestros problemas, porque no congenié bien con ella en ninguno de los dos libros, pero no se puede negar que tiene una buena pizca de realidad en su pluma.

Si de sentirse identificados hablamos, este libro (ambos) dicen casi brutalmente todo lo que las chicas preadolescentes/adolescentes podrían estar pensando en relación con su cuerpo y la espantosa, realmente odiosa, sensación de no saber qué hacer con tu vida una vez que termines la secundaria.
Porque sí, ese pequeño vacío del "después del secundario" se presenta ante Rafaela y ella nos muestra todos sus miedos y la búsqueda por su carrera ideal a lo largo de la historia.

El amor no es el punto fuerte de esta historia.
Ninguno de los dos galanes me terminaron de cerrar, tienen un poco más de fantasía en ellos que Rafaela aunque quizás eso sea porque los vemos desde sus ojos y ella los tiene por ideales.
A mí no me cerraron. Me pareció interesante que la autora los añada, porque es una época de la vida donde eso parece estar en cada rincón, pero aún así no me termine por... poner de acuerdo con la aparición de ambos.
Así que, un gran paréntesis al tema del amor y dejémoslo ahí.

La familia de Rafaela, en ambas historias, se manda la parte.
Esa interacción errónea pero mecánica, como quien conoce de toda la vida al otro, es un buen punto. Sobre todo porque pese a que su mamá es una persona que, ya para mí, tiene características que mucho no me gustan, lográs llegar a entenderla (no confundir entendimiento con encariñarse). Su hermana, pese a que no tiene gran crecimiento de un libro al otro, llegó a simpatizarme más en esta segunda parte e incluso la consideré en ocasiones más cálida que Rafaela.

Ambas historias son cortas, enfocadas hacia una edad determinada así que mi punto de vista quizás sea demasiado cínico o duro pero les aseguro que para un rango de edad de 10-14 años son libros muy lindos y grandes compañeros. Incluso jóvenes más grandes pueden leerlo pero, como dije, mi punto de vista está bastante desenfocado en cuanto a estas lecturas.

En fin: grandes cambios, un nuevo inicio, un final para recordar, memorias del pasar que reviven, Rafaela apostando por más, su familia logrando dar pequeños pasos hacia adelante y un futuro incierto pero seguro.

Calificación: 4/5 (puntuación del primero libro + segundo libro teniendo en consideración que no reseñé el primer libro. Por lo tanto, es un 4 para ambos como conjunto, no por separado)

¡Hasta aquí mi reseña!
¿Qué piensan? ¿Conocían la historia?
Los leo en los comentarios.

Mi reacción al terminar el libro:

3 comentarios:

  1. ¡Hola, Juli!
    Leí la primera parte de la bilogía, y me gustó, me pareció una historia linda pero hasta ahí, no tanto como para seguirla. Igual, me alegro de que vos la hayas disfrutado :D

    Me encantó la "doble-reseña" (? jajaja ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lule!
      Pensaba igual que vos pero cuando tuve el segundo decidí darle una oportunidad, en pocas palabras es como darle un mejor cierre al primero, son esos capítulos que sentís que le faltaron a Rafaela.
      Gracias!
      Beso :)

      Eliminar
  2. Hola!
    La verdad es que no conocía la bilogía xD Y es la primera vez que leo algo sobre ella. No me ha terminado de llamar la atención, a pesar de que te haya gustado >.<
    Besos!

    ResponderEliminar

Cada comentario es una nueva estrella en este Cosmos, ¡Muchas gracias por dejar tu huella!
Para cualquier comentario que no tenga que ver con la entrada como: links, premios, invitaciones, colaboraciones (etc) podes comunicamelo a mi correo.
Dicho eso... ¡A comentar!